Es un práctico aditamento que se le instala a la silla de ruedas y la convierte, en segundos, en un estupendo triciclo eléctrico, que multiplica la movilidad del usuario, abriéndole un nuevo mundo de posibilidades para ser mucho más independiente.

Está fabricado para todas aquellas personas con algún tipo de discapacidad en sus extremidades inferiores, proporcionándoles movilidad, agilidad y permitiéndole acceder con facilidad a lugares que normalmente están vetados a las personas en silla de ruedas.

El PowerWheel se convertirá en más que un compañero inseparable. Su pequeño motor de 500 watt de potencia le permitirá al usuario ir a una velocidad de hasta 20 km/h y recorrer distancias de hasta 20 km con una sola carga en sus baterías.

Este dispositivo está disponible para la mayoría de sillas de ruedas manuales. Y aunque el PowerWheel esté enganchado a la silla, ésta no pierde su facultad original para moverse manualmente hacia adelante y hacia atrás.